¿Porqué usar un sistema de control de accesos con tecnología LPR frente al de telepeaje?

¿Porqué usar un sistema de control de accesos con tecnología LPR frente al de telepeaje?

Los controles de accesos vehiculares se han vuelto muy comunes. En todos lados existen puntos  de entrada o pasajes que controlan mediante diferentes métodos el paso de vehículos.

Si bien existen muchos métodos de tener control sobre un acceso, en esta nota hablaremos de dos: el reconocimiento de matrículas (LPR), y el otro a través de un tag (telepeaje) instalado en el coche. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de cada uno?

La primer diferencia es que el sistema LRP utiliza la matrícula como insumo para identificar al vehículo, mientras que el otro, un tag o etiqueta que se coloca en el vidrio del vehículo. Aquí ya notamos lo que puede ser una ventaja del sistema LPR frente al del telepeaje: todo los vehíuclos tienen matricula, pero no todos tienen tag. 

                   

LPR, un sistema completo no solo para controlar sino también para gestionar

La lectura de matrículas (LPR, por sus siglas en inglés) es una funcionalidad cada vez más solicitada en aplicaciones de seguridad, logística, etc. Lo que hace este sistema es identificar y llevar un registro de los autos que pasan por un acceso vehicular (puede ser de un estacionamiento, de un pasaje, etc).

¿Cómo funciona?

Como mencionamos anteriormente, LPR necesita de la matrícula de los vehículos para ser reconocida mediante una cámara de video.  El reconocimiento de matrículas se hace mediante una cámara IP con infrarrojos, un software de gestión de matrículas con lectura y conversión OCR que permite  almacenar la información en la base de datos del servidor.

 

 

¿Por qué es útil la lectura de matrículas?

La gran ventaja de usar LPR es que hace uso de algo que todos los automóviles ya tienen: una matrícula. Elimina la necesidad de distribuir y montar transpondedores o etiquetas (conocidos como tag). Esto hace que LPR sea muy adecuado para aquellas situaciones en las que no se puede lograr o no se desea emitir y administrar etiquetas.

Otra de las ventajas de contar con un sistema LPR es que las cámaras logran captar imágenes de las matrículas de los autos, leerlas e interpretarlas. Luego, envían dichas capturas a una computadora que cuenta con tecnología de reconocimiento de matrículas, esta es interpretada y convertida en datos, con lo cual se facilita la búsqueda de vehículos robados, se mejora la gestión de parkings y la seguridad en las áreas de acceso restringido, al igual que se puede planificar el flujo de salidas y el mantenimiento de flotas de carga. 

Otro punto a tener en cuenta, y quizás uno de los más importantes, es que los sistemas LPR registran todos los vehículos, sin importarle que estén previamente registrados o identificados en el sistema. Si es un taxi, un Uber, una ambulancia o un vehículo particular, su matricula quedará registrada sin necesidad de que posean ningún elemento. Esto brinda comodidad al usuario ya que no necesita de un elemento externo a su vehículo para ingresar como un TAG, y a los administradores de los estacionamientos les asegura que todo vehículo que ingresa es registrado y almacenada su información. 

LPR se convierte en una potente herramienta de gestión, ya que además de todo lo mencionado anteriormente, el sistema muestra información valiosa y útil como la marca del vehículo, su color, el estado que ingresó el vehículo. Todo un cúmulo de información que lo transforman en la mejor opción a la hora de controlar y gestionar accesos vehiculares. 

Sistema de telepeaje

El telepeaje es básicamente una etiqueta (conocido como tag) que se adhiere al parabrisa del vehículo, cuyo objetivo es que las antenas que se encuentran instaladas en los controles de accesos o peajes puedan leer este TAG y levantar las barreras de forma automática, haciendo el debito del costo del peaje del saldo del cliente (mediante u sistema de prepago o vía tarjeta de crédito).

El punto negativo es que no todos los vehículos poseen TAG, como si sucede con las matrículas. Por lo que si se desea utilizar este medio es necesario incluirlo en el vehículo. 

Otra desventaja que tiene el uso del tag frente a los sistemas LPR es que no se registran fotos del vehículo cuando pasa por el acceso vehicular. La información que se obtiene del vehículo es más limitada. Si lo que se busca es un control y gestión más profunda, no se dispondrá de tanta información, más que el horario de ingreso y salida y matrícula del vehículo. 

ViewAccess, la solución líder del mercado

En ViewAccess nos especializamos en sistemas de control de acceso vehicular mediante el sistema LPR. Nuestros sistema de control de acceso vehicular permite una rápida e infalible gestión del área de estacionamiento y/o parqueo gracias a sus equipos tecnológicos, sensores y sus opciones previamente elegidas por el usuario (de acuerdo a sus especificaciones, requerimiento y necesidades), los cuales permiten capturar, filtrar y administrar de forma eficiente y optima la información adquirida, incrementando el nivel de seguridad, experiencia y administración del área de estacionamiento vehicular.

Nuestro sistema de control vehicular no solo aumenta el nivel de seguridad del lugar, sino que también permite una ágil y eficiente administración de sus usuarios; agilizando así la toma de decisiones tanto en área de estacionamiento públicas como privadas.

¿Le gustaría conocer más? ¡CONTÁCTENOS!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.