Barrios Smart: así será el futuro en Latinoamérica

Barrios Smart: así será el futuro en Latinoamérica

Viernes 16 de febrero de 2018. Son las 5:39 de la tarde y los pobladores de Atlixco, en Puebla (México), son avisados por las alarma sísmica de un movimiento telúrico de 7.2 grados de magnitud. Todos evacuan sus hogares, edificios y complejos de manera segura y a tiempo.

Pese a la escena de la gente en las calles y del temor que genera el sismo en la comunidad, el gobernador del estado de Puebla, Antonio ‘Tony’ Gali Fayad, reporta a los ciudadanos que la infraestructura hospitalaria está indemne y que no se presentan víctimas ni heridos.

Esa alarma sísmica fue instalada como uno más de los múltiples componentes tecnológicos y de infraestructura con que fue dotada la población ubicada al suroeste de Puebla, que es hoy el primer barriosmart (inteligente) de Latinoamérica -gracias a la Alianza Smart Latam, nacida a inicios de este año- y además el punto de partida para una nueva transformación sostenible para las urbes de la región, especialmente de los pequeños municipios latinoamericanos: bienestar y equidad para los seres humanos.

Pero, ¿qué es un barrio smart? Se trata de un “concepto de desarrollo urbano basado en la sustentabilidad, en el uso de las TIC, aspectos sociales, infraestructura de transporte, mobiliario urbano, infraestructura eficiente, que pone en el centro el desarrollo humano”, según explica Barrio Smart, la plataforma digital que describe en detalle este primer logro en la región.

barrio-smart

“Estamos pensando en barrios pequeños en municipios, porque pensar en algo más grande es muy complejo”, expresa Luciano Valdés, director de Smart Cities México. Agrega que el proyecto que llevó a que este sector de la población, ubicado cerca a la Estación del Tren y el cerro San Miguel y que beneficia a 124.000 habitantes, surgió de la identificación de los sectores ideales para intervenir y ser dotados, como en el caso de Atlixco, de mayor ciclo infraestructura (3.500 metros adicionales), sensores de calidad de aire y lluvia; radares de velocidad para calmar el tráfico; cruces peatonales seguros; señalización vertical y horizontal; racks de bicicletas y cargadores solares. Además de ello,  módulos de pago de diferentes servicios; bancas ecológicas; módulos de reciclaje; cargadores solares; wifi gratuito y la mencionada alarma sísmica; por enumerar solo los elementos principales de la transformación ‘inteligente’ de Atlixco con esta soluciones urbanas.

Indica con orgullo que hay personas desde hace 80 años ofreciendo gastronomía tradicional como los ‘tacos placeros’; que allí se conjugan expresiones artísticas como el teatro y la música, todas ellas desde cuando funcionaba el tren y que este espacio se conecta con la oferta educativa que se articulará a su vez, con las ciclo infraestructuras potenciadas por el proyecto smart. “Generamos un sendero turístico entre el cerro San Miguel y la Estación de manera que tengamos un flujo de personas: los jóvenes que estudian, las personas que viven en el centro, la escuela que está junto, los niños en el parque infantil, o sea se establece una conexión desde el centro”.

Big data, clave en la movilidad

“Algo de lo más importante para poder planear mejores ciudades, ciudades pensadas para las personas, es obtener datos”, afirma Alfonso Vélez Iglesias, CEO de  Autotraffic , empresa dedicada a proyectos de smart mobility (movilidad inteligente) y que explica cómo se estructuró el componente de movilidad en Atlixco, lugar en el que era frecuente que los vehículos, por ejemplo, superasen los 120 kilómetros de velocidad.

“Nos encargamos en esta intervención de hacer una plataforma de smart mobility, recabando información. Es muy difícil poder hacer intervenciones certeras, con optimización de presupuestos, sino existe información. Entonces, a través de sensores y aplicaciones y de diferentes fuentes, pudimos obtener esos datos”, explicó Vélez Iglesias.

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.